4 promociones de toda la vida que siguen teniendo éxito

marketing para el éxito

4 promociones de toda la vida que siguen teniendo éxito

1) Gran liquidación por próximo cierre. Todos conocemos comercios que cuentan con carteles de este tipo cada poco tiempo. En el mejor de los casos se cierra dos días para inventariar y al poco tiempo se vuelven a colgar los carteles de liquidación. Generalmente, se realiza un por temporada para deshacerse de todo lo que ha quedado.

Las versiones más modernas de este tipo de promociones son las de los días sin IVA, las de días especiales a precio de coste y similares. Pero lo cierto es que funcionan y continúan atrayendo a una gran cantidad de gente.

2) El uso de imanes para hacer promociones diversas. Valen tanto para hacer promociones de comidas rápidas como de cualquier producto que se encuentre o no en tu nevera. La gran diversidad de formas de estos imanes, colores, acabados e incluso utilidades hace que se pueda realizar prácticamente cualquier tipo de promoción con ellos.

Desde los imanes más baratos que consisten en un trozo de plástico troquelado con un dibujo y un imán en la parte posterior hasta los imanes de gran tamaño que pueden tener diferentes usos, como por ejemplo el de ser una libreta de notas para la compra.

3) Lleve tres y pague dos. Es curioso lo bien que funciona esta promoción a nivel de supermercados, pero también en otros establecimientos como tiendas de ropa en los que se ha probado con gran éxito el ofrecer estas ofertas.

Lo curioso es que el cliente se queda con el hecho de que se le regala una prenda o un producto y raramente hace las cuentas de lo que sale dividir lo que han pagado entre tres para saber cuánto han abonado realmente por una unidad. Es una técnica muy psicológica que siempre funciona.

4) Regalo de otro producto. Muchas marcas optan por regalar otro producto para promocionarlo al comprar uno de los artículos más vendidos de su catálogo. Incluso también se utiliza para promocionar una nueva versión del mismo artículo, por ejemplo un ambientador con un olor popular de una marca con el que se regala un nuevo aroma que sacan al mercado para que así los clientes lo puedan conocer.

Estas promociones también tienen mucho éxito porque son otra forma de 2 x 1 y les ofrecen además algo que van a utilizar y que les apetece probar en la mayoría de los casos.