Elimina la grasa de tu zona abdominal

Elimina la grasa de tu zona abdominalLa grasa de la zona abdominal es la pesadilla de muchas mujeres que ven como su sueño de lucir una figura perfecta se ve frustrado por los tercos michelines que se niegan a abandonar su cintura. Y eso incluso tras hacer varias dietas diferentes y apuntarse al gimnasio y realizar las tareas que marca el entrenador cada día con diligencia.

La grasa abdominal en las mujeres

Y es que hay ciertas zonas del cuerpo en las que hay una gran cantidad de células adiposas, las cuales están programadas para acumular grasa. La misión de estas células era clara en tiempos muy ancestrales: eran las encargadas de organizar una despensa en el cuerpo humano para los tiempos de escasez. Algo todavía más fundamental en las mujeres que no solo tenían que salir adelante ellas, también debían de criar a los hijos.

Por eso, muchas veces no se pierde esa grasa ni haciendo dieta ya que el cuerpo se niega a eliminar esas reservas. Interpreta la dieta como que ha llegado la época de la escasez y se empeña en ponerse bajo mínimos ralentizando al máximo el metabolismo para no consumir esas reservas que no sabe para cuánto tiempo necesitará.

Cirugia para remodelar

Esta insistencia del cuerpo en guardar la grasa acumulada hace que muchas personas pierdan la paciencia y decidan ponerse en manos de un buen cirujano plástico para llevar a cabo una abdominoplastia circunferencial que elimine de una vez y para siempre toda la grasa acumulada alrededor del abdomen.

Una liposucción puede ser suficiente para aquellas personas que tienen grasa acumulada solo en una zona concreta y en pequeñas cantidades, pero la abdominoplastia está pensada para quienes tienen bastante cantidad de grasa y todo alrededor del perímetro abdominal.

Mediante esta técnica se succiona toda la grasa y las células adiposas de la zona, consiguiendo de este modo moldear el cuerpo para que tenga una forma mucho más atractiva. Esta técnica permite reducir mucho volumen y la persona puede incluso perder dos tallas de pantalones.

Quizás no se note tanto en la báscula, ya que la grasa pesa muy poco, pero lo que de verdad importa a la mayoría de las personas es cómo se ven en el espejo y seguro que tras esta intervención podrán verse mejor que nunca. ¿Te imaginas con dos tallas menos de manera rápida y segura? Pues entonces puedes plantearte esta intervención y conseguir de una vez por todas el cuerpo perfecto con el que sueñas.