Por que se pierden las sensaciones de la direccion en los coches modernos

Todos los vehículos tienen dirección y es uno de los elementos más apreciados por los conductores por las sensaciones que transmite. Se necesitan de diferentes factores para que la conducción sea un verdadero placer, como el motor, el chasis, el diseño y la dirección. Aun así, si esta última no funciona de manera correcta, no se percibe esa emoción o adrenalina que surge cuando se siente el camino a través el volante.

Para algunos, esa sensación que propicia la dirección parece un concepto un poco abstracto; sin embargo, es algo que los ingenieros tienen muy en cuenta cuando diseñan un coche. Una de las marcas que más hincapié hace en este aspecto es la BMW, quienes sostienen que una buena dirección le permite al vehículo ser una máquina de precisión y que conducirlo no requiera demasiado esfuerzo.

La sensación que transmite la dirección por medio del volante, es lo que el coche percibe: con los movimientos que se van ejecutando sobre el camino y con las respectivas condiciones por donde se circula. Las pruebas relacionadas con este punto son de las últimas que se realizan y son llevadas a cabo por un piloto, debido a que ningún ordenador podría reemplazar la apreciación y experiencia de una persona; y, de acuerdo a los resultados, se aplican los ajustes que se consideren pertinentes.

Los ingenieros alemanes de la marca antes mencionada tienen una forma muy curiosa de medir esa sensación, le llaman “popometer”, cuya traducción al español es el “nalgómetro”, debido a que los niños en Alemania le dicen “popo” al “trasero”. En el resto del sector automotriz, seguramente tiene un nombre mucho más técnico.

¿Por qué las direcciones modernas pasan desapercibidas?

Las unidades de dirección asistida eléctricamente (ESP) cortan los “nervios” que iban desde las ruedas delanteras hasta el volante. En efecto, la función de múltiples sistemas modernos es hacer que la conducción sea muy relajada y que el conductor no sienta ningún tipo de perturbación provocada por el camino, lo que propicia que el coche fluya lo más sereno posible.

Como todo, esto se trata de gustos y lo ideal es que cada quien se sienta bien al utilizar su vehículo. En todo caso, lo más recomendable es conservarlo en buen estado y así disfrutar de la elección que se haya hecho. Para adquirir repuestos visite piezasdesegundamano.es, allí solo tiene que seleccionar la marca, el modelo e indicar la pieza que requiere y en poco tiempo le contactarán para ayudarle a resolver su necesidad.